Perú es un país lleno de cultura, con una historia maravillosa que cualquier viajero quisiera conocer. Un destino en el que puedes recorrer playas, ciudades, ruinas, montañas y más. Pero, si estás planeando conocer el norte de nuestro país, toma nota de estas ciudades que no deberías perderte.

Lima es una parada obligatoria. Aquí siempre podrás conocer lugares nuevos. Puedes visitar los atractivos turísticos de la ciudad, museos, restaurantes, las mejores cafeterías, malls, etc. ¡Una ciudad que nunca dejará de sorprender!

El siguiente lugar que debes visitar es Caral, ubicada a unas tres horas al norte de la ciudad de Lima. Esta es la civilización más antigua de América, y tendrás la oportunidad de conocer más sobre su historia. No olvides hacer una pequeña parada en Casma, a tres horas de Caral, donde podrás visitar el cerro de Sechín, un lugar arqueológico que se construyó hace más de cuatro mil trescientos años. Ahí también podrás visitar el Museo Regional de Casma “Max Uhle”, que guarda una colección de cerámica, textiles, artefactos líticos y momias que pertenecen al área.

 

Si eres un verdadero amante de la arqueología, puedes visitar el calendario de Chanquillo, el más antiguo de América, donde los “pilares del sol” siguen marcando solsticios, equinoccios y estaciones del año.

Tu próxima parada será Trujillo, la tercera ciudad más grande del Perú, en la que podrás recorrer el Centro histórico, museos, principales casonas, iglesias y parques. Una vez aquí, debes iniciar tu visita a uno de los atractivos más grandes del norte de Perú: Las huacas de la Luna y el Sol, pertenecientes a la cultura Moche. En el museo contemplarás piezas de cerámica, textiles, esculturas de madera y joyas de aquella época. Algo que no puedes dejar pasar es visitar sus playas: Huanchacho, Chicama, Pacasmayo, Puerto Morín, perfectas para correr tabla, para tomarse un descanso o para disfrutar con la familia.

Para continuar con el recorrido arqueológico, acuérdate de visitar las ruinas de Chan Chan, la ciudadela de barro más extensa del mundo, compuesta por nueve palacios que recorren espacios ceremoniales decorados de manera artística. Por otro lado, en Chiclayo, ubicado a 3 horas del norte de Trujillo, puedes visitar el Museo Tumbas reales de Sipán, la iglesia Santa María Catedral, el Museo arqueológico Nacional Brüning, el balneario de Pimentel y las ruinas de Zaña, también conocida como “la ciudad fantasma”.

Y cuando creas que ya lo has visto todo, sigue rumbo al norte, hasta llegar a Piura, para hacer un breve recorrido de la ciudad y descansar antes de salir a Máncora, uno de los atractivos de verano más famosos de nuestro país. Aquí podrás disfrutar de la tranquilidad del mar y también de la fiesta nocturna, sobre todo si viajas en verano o en días festivos. Una de las actividades más divertidas que puedes realizar durante la mañana es el buceo con tortugas en El Ñuro, ubicado a 23Km de Máncora. Y puedes disfrutar el resto de la tarde frente al mar para que puedas ver el sunset.

Al final del recorrido, llegarás a Tumbes a seguir disfrutando del mar. Puedes pasear por la playa de Punta Sal, una de las más bellas del litoral peruano, y visitar Zorritos, un pueblo que el sol nunca abandona, con muchos atractivos y una playa de arena blanca increíble.

Si te animas a empezar el recorrido por nuestro país, te estaremos esperando con los brazos abiertos en los diferentes destinos para que disfrutes de un descanso pleno y cómodo que te motive a continuar con el maravilloso circuito norte.