Posted 20/03/13 by & filed under Blog, Monumentos e Historia.

Este grupo de islas artificiales, cuyo número oscila entre 40 y 50, se encuentra ubicado a la salida de la bahía de Puno, a unos 6 kilómetros de la ciudad. Se trata de islas flotantes construidas con totoras o juncos que nacen en el Titicaca y sobre las que se levantan los diferentes espacios habitacionales: dormitorios, escuelas, almacenes, etc. La islas se anclan para evitar que las corrientes las arrastren y sus pobladores, periódicamente, incorporan capas de totora que las mantienen en buen estado.

Los uros, denominados así mismo kjotsuñi o gente del lago, son un antiguo pueblo, anterior a los incas, cuyo origen no se conoce con seguridad, para algunos investigadores provienen directamente de la Polinesia mientras que otros piensan que tienen origen amazónico. Su lengua era el Puquina aunque en la actualidad usan el aymara y el castellano. Se dedican al comercio, la artesanía, la pesca y el turismo, ofreciendo diferentes actividades a los viajeros que llegan a visitarles.

Datos útiles:
  • Para llegar a las islas se puede tomar un tour que ofrecen las agencias y hoteles de la ciudad, o acercarse al puerto de Puno y contratar alguna embarcación que llegue hasta los uros.
  • La duración de la experiencia es de aproximadamente 4 horas. Algunas familias ofrecen alojamientos rústicos.
  • Es recomendable llevar protector solar y lápiz labial cuando se viaje por el lago.
uros4