Mágica Isla de Iscata

5717565

Ubicada en la “capital del folklore aimara”, como se conoce al distrito de Acora (Puno), la Isla de Iscata es un destino poco frecuentado y que no forma parte de los recorridos turísticos tradicionales que se realizan en el Lago Titicaca. Sin embargo, sus bucólicos paisajes, sus playas de blancas arenas y sus viviendas típicas, construidas de adobe con techo de totora –que se conocen como Q’otos-, hacen de este pintoresco pueblito un mágico lugar.

 

La Isla de Iscata, a 50 km de Puno, es el lugar donde se realizan anualmente las festividades por el aniversario de la milenaria ciudad altiplánica, donde se escenifica la salida de Manco Cápac y Mama Ocllo –fundadores del Imperio de los Incas- del lago Titicaca. Asimismo, todos los 15 de septiembre celebran su fiesta tradicional en honor  a la patrona del pueblo, la Virgen María de la Natividad -imagen que habría llegado traída por los españoles en 1580- con danzas autóctonas y atuendos propios de la región.

 

Si están por Puno, no dejen de visitar Iscata. Se sorprenderán con esta lado poco conocido y fascinante de la meseta del Collao.

dsq_thread_id:
1912660872

Una vuelta por la Reserva Paisajística Nor Yauyos – Cochas

La Reserva Paisajística Nor Yauyos – Cochas es considerada una de las zonas con mayor belleza escénica del Perú. Dentro de la reserva podemos disfrutar de diferentes e interesantes atractivos, ya que cuenta con hermosos nevados –destaca el Pariacacca-, grandes lagunas de color turquesa, múltiples cascadas, cañones, quebradas, bosques de queñuales, restos arqueológicos y una gran variedad de flora y fauna.

yauyos

Para llegar es necesario tomar la carretera Panamericana Sur hasta Cañete (km 140), y luego desviarse por la ruta que nos lleva a Lunahuaná. Desde allí se prosigue hacia Huancaya, poblado principal de la reserva, ubicado a  320 km de Lima (a unas 6 a 7 horas). Es recomendable hacer el viaje en una camioneta 4×4 de ser posible, si se desea continuar la ruta hacia Vilca -pintoresco pueblo andino (3 650 msnm) ubicado a solamente 10km de Huancaya-  y Pachacayo.

Históricamente la zona es sumamente rica, habiendo muchas evidencias que indican el avanzado desarrollo agrícola que han llegado a tener los antiguos Yauyos. En la reserva podemos observar ruinas, canales y andenes preincas. La cultura Yauyos era guerrera y llegó a dominar el valle de Santa Eulalia y una parte del Rímac. Sus espacios de vida constituían auténticos archipiélagos verticales y hablaban un conjunto de dialectos de la lengua Aru, del cual hoy en día sobrevive el Jaqaru.

yauyos

En la zona de la Reserva Nor Yauyos Cochas las temperaturas pueden superar a los 20ºC, por lo cual es recomendable protegerse con bloqueador solar y usar sombrero o gorra. Las noches son frescas, por debajo de los 10ºC, por lo que es necesario llevar casacas y ropa para abrigarse. La estación lluviosa es de noviembre a marzo, al igual que en los demás poblados de la sierra. Los mejores meses para visitar la Reserva son abril y mayo, cuando las lluvias recién han cesado y todo el paisaje está cubierto de un manto verde.

En los pueblitos de Huancaya y Vilca es posible encontrar diversos alojamientos así como también zonas ideales para acampar y disfrutar de un día al aire libre con la familia o los amigos. No dejen de venir.

dsq_thread_id:
1892560303

El Corredor Cultural Quechua

CORREDORQUECHUA1

Aquello que actualmente  conocemos como “cultura quechua” es, contrariamente a lo que se cree, anterior a los incas y se habría ido construyendo desde los remotos tiempos de la cultura Chavín. Su expresión cultural por excelencia fue el idioma quechua –o runa simi, la lengua del pueblo-, que se habría expandido a través de los Andes centrales hasta abarcar toda la extensión de los territorios que actualmente ocupan Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y parte de Argentina. El quechua habría llegado a la zona sur del Perú –Cusco y Puno- posteriormente, donde tuvo influencias de la otra lengua oriunda de esta zona, el aymara.

Y Puno, cuna de la cultura Tiahuanaco, es la región donde el choque cultural quechua-aymara ha quedado perennizado en dos rutas que se han llamado “Corredor Cultural Quechua” y “Corredor Cultural Aymara”. En esta nota les contaremos acerca del primero y de los atractivos turísticos que se encuentran en esta ruta.

El Corredor Cultural Quechua está conformado por un recorrido a través de los pintorescos pueblos ubicados en las márgenes del lago Titicaca. La travesía se inicia con la visita al pueblo de Paucarcolla, su iglesia, las minas de Cueva y las cataratas de Totorani y Vizcacha Pucará.

CORREDORQUECHUA4

La siguiente parada es en Hatuncolla,  un pequeño pueblo cuyas viviendas han sido preparadas para que los turistas puedan ver la forma cómo viven y se organizan sus pobladores. La arquitectura de sus casas introduce elementos traídos por los conquistadores españoles, como el arco -estructura desconocida por las poblaciones autóctonas-, en cuya parte superior acostumbran colocar los famosos “toritos de Pucará”.

En Sillustani, a las orillas de la laguna Umayo, podrán ver el cementerio de las culturas preincas (Kolla) e Inca. Las tumbas, llamadas chullpas, construidas en piedra, tienen la forma de conos invertidos, construcciones que en menor número se encuentran también en otras zonas del altiplano, como Acora o Ilave.

La pintoresca isla de Taquile (Intika en quechua), en el lago Titicaca, pertenece al distrito de Amantaní, y está situada a 45 km de Puno. Intika fue parte del Imperio Incaico, por lo que hasta el día de hoy se pueden apreciar algunos restos arqueológicos. Esta fue una de las últimas localidades que capitularon frente a los españoles en el siglo XVI.

Por su lado, en la isla de Amantani –donde viven unas 800 familias repartidas en 8 comunidades-, se dedican a la agricultura –cultivan papas, ocas, cebada y habas- y a la crianza de bovinos y vacunos. Su actividad textil es semejante a la de Taquile, tanto en variedad como en diseño.

Pucara lo embelesará. Con sus ruinas pre-incas, antiguas iglesias coloniales, además de una rica artesanía en barro cocido (son conocidos sus toritos de Pucará). La historia de la cultura Pucará se remonta a 500 a. C. -teniendo como principales antecedentes a las culturas Qaluyo al norte y Chiripa al sur del Titicaca-, y se caracterizó por sus grandes construcciones a manera de pirámides que integraron una gran ciudad prehispánica donde se encuentran monumentos esculturales.

Considerada la capital ganadera del Perú, Ayaviri tiene diversos atractivos como la Catedral San Francisco de Asís (1696), uno de los monumentos históricos más bellos del departamento, con su arquitectura de estilo barroco y sus paredes adornados con óleos de la Escuela Cusqueña.

En Lampa,  ciudad conocida como “Ciudad de las 7 Maravillas”, encontramos el Templo de Santiago Apóstol, construído entre 1675 y 1685.Dentro de las imágenes del templo está la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción, hecha en yeso y traída de España, entre los años 1792 a 1795 (fines del siglo XVI) con el nombre de Vírgen del Pilar. Entre sus atractivos también destacan las chullpas de Sutuca, Tarucani, Tacara, Huayta (época Inka), Ccatacha, y las fortalezas o pukaras de Aukyni, Pukarani (Nicasio), Lamparaquen.

Como la mayoría de los pueblos andinos, la fundación primigenia de Azangaro se pierde en la penumbra de los tiempos, por lo que se estima que ha tenido dos fundaciones: una pre inca o quechua y la otra española como producto de la conquista.

El origen de su nombre no está claro, pero los escritos locales le asignan a Macusani diversas historias para su creación, uno de ellos relacionado con  una princesa llamada Maicusa, que habría sido socorrida y protegida en sus parajes durante una persecución de guerra, no está claro, sin embargo, el “reino” al que pertenecería ni hay registro de la comarca contendiente. Entre sus atractivos tenemos los imponentes nevados que lo rodean, sus aguas termales, y los restos arqueológicos de Pitumarca, las ruinas de Phusa y misteriosas pinturas rupestres.

CORREDORQUECHUA3

El recorrido finaliza en Sandia, lindo pueblito de la cuenca del río Candamo, un lugar ideal para la práctica del turismo de aventura y ecoturismo en sus bosques tropicales.

Si estás de paseo por Puno, no puedes dejar de darte una vuelta por este Corredor Cultural Quechua, una ruta llena de historia y tradición andinas.

 

dsq_thread_id:
1883387050

Chinchero milenario

CHINCHERO3

Como congelado en el tiempo y rodeado de los imponentes nevados Salkantay, Verónica y Soray se encuentra Chinchero, el apacible pueblo de tejedores que, probablemente, es el que mejor ha conservado sus tradiciones andinas -vestimentas, lengua quechua y costumbres ancestrales- en todo el Valle Sagrado.

Los pobladores de Chinchero viven todavía en las construcciones incas heredadas de sus ancestros, donde llama la atención la Iglesia de Nuestra Señora de Monserrat, construida en 1607 sobre lo que habría sido el palacio de Túpac Inca Yupanqui. Al interior, su altar mayor tallado en pan de oro, de estilo barroco, está dedicado a la Virgen de la Natividad y sus paredes están decoradas con obras de Diego Quispe Tito, máximo representante de la escuela cusqueña.

CHINCHERO2

Los tejidos elaborados por la gente de Chinchero están cargados de un gran simbolismo y es la forma mantener viva su historia, expresando, en sus diseños y colores, su conocimiento acerca de las temporadas de siembra y cosecha así como también de los ciclos reproductivos de los rebaños, ambas actividades trascendentales para la comunidad.

En el pueblo hay varios talleres donde es posible ver el proceso de producción textil –que se desarrolla de la misma forma en la que se hacía desde las épocas la etnia Killke, anterior a los Incas- y comprar alguno de estos telares llenos de historia y tradición andina.

CHINCHERO4

Otro de los atractivos es la feria dominical de Chinchero, día en que los pobladores nativos, ataviados con coloridos trajes típicos, bajan de sus comunidades y se aglomeran en la plaza principal para intercambiar sus productos, algunos utilizando la milenaria técnica del trueque o intercambio.

Chinchero se encuentra a 28 km al noroeste del Cusco y es parada obligatoria para conocer más de cerca las costumbres tradicionales del poblador del Ande.

dsq_thread_id:
1860703915

El Misterioso Convento de Santa Catalina

shutterstock_29952085

Tras sus pesadas puertas de madera y aisladas de los avatares del exterior vivían las monjas en el Monasterio de Santa Catalina de Siena, una ciudadela religiosa fundada durante el mandato del virrey Francisco Toledo, a pedido del Cabildo, en 1579.

 

Ubicada en el Centro Histórico de Arequipa, ciudad fundada por los españoles en 1540, sería  Doña María de Guzmán, viuda de Diego Hernández de Mendoza, la primera pobladora y priora de Santa Catalina, quien luego de la muerte de su esposo decidió recluirse en el monasterio, al que cedió todos sus bienes. A partir de 1580 se permitiría el ingreso de otras mujeres –criollas, mestizas e hijas de familias nobles- para que tomaran los hábitos y para mediados del siglo XVIII se sabe que la ciudadela era el hogar de 300 monjas de clausura -no podían salir del monasterio ni ser vistas y solo con un permiso y bajo supervisión podían hablar con sus familiares-  y doncellas de servicio.

shutterstock_37037851

En 1970, 391 años después de su fundación, el Monasterio de Santa Catalina abrió sus puertas para dar a conocer sus secretos y misterios y actualmente viven allí 26 religiosas, entre madres y novicias.

 

El estilo arquitectónico del monasterio es fundamentalmente colonial pero de naturaleza mestiza, fusión de elementos españoles y nativos, a diferencia de otros centros virreinales de esta parte de América Latina. El encanto de esta ciudadela reside en la solidez y plasticidad de sus volúmenes, y la belleza que maestros y albañiles lograron en la arquitectura de los recintos.

shutterstock_103624325

Otros atractivos del monasterio son sus espléndidas piezas de arte –como su impresionante altar barroco-, su importante pinacoteca, que contiene pinturas de la Escuela Cusqueña -de autores anónimos-, una serie de cuadros que retratan la vida de Santa Catalina de Siena, y las pinturas murales –algunas en restauración- que se pueden apreciar en todo el lugar.

 

dsq_thread_id:
1837543332

San Blas: Fe, arte y tradición

El barrio centenario de T’oqocachi (quebrada o cueva de sal), figura ya en las leyendas más antiguas que se cuentan del Cusco. Durante la época inca se cree lo habitaba gente del pueblo dedicada a la agricultura, siendo el asiento de dos ayllus: hatun ayllu y capac ayllu. La abundancia de agua que afloraba de sus manantiales, su excelente microclima y estratégica ubicación, desde donde se podía ver todo el valle, lo hacían el lugar ideal para vivir.

SANBLAS8

T’oqocachi se elevaba desde la ciudad de Cusco, bordeando el río Tullumayo, en una serie de empinadas terrazas donde estaban los campos de cultivo y diversos santuarios, como el dedicado a Illampa, dios del trueno y la lluvia. En esta zona se encontraban las huacas de los incas Huiracocha, Túpac Yupanqui y Huayna Cápac y era por donde, a través de Sacsayhuamán, salía el camino inca hacia los escarpados montes de ceja de selva del Antisuyo.

Hacia 1562, con la idea de catequizar a los indios, se levantó, sobre el templo inca de Illampa, la iglesia de San Blas, una austera capilla en honor al obispo mártir Blas de Sebaste, iniciándose la ocupación colonial de T’oqocachi, actualmente conocido como Barrio de San Blas. El barrio se volvió mestizo y se pobló de artistas y artesanos, atribuyéndose a alguno de ellos la elaboración de una de las joyas del arte colonial en nuestro continente: el púlpito de San Blas.

Tallado impecablemente en madera de cedro, no se ha podido establecer quién o quiénes fueron los creadores del púlpito de San Blas, ni cuánto duró su realización, pero existe documentación que hacia 1677 se acordó con el maestro Mateo Tuyri Túpac, vecino de la parroquia de San Sebastián, que dorara con pan de oro el nuevo retablo de la capilla, que actualmente luce tallas de carpintería  y de arte, como retablos, óleos, vírgenes e imágenes de santos y de santas de la época. Es probable que Tuyri Túpac haya realizado los trabajos con su hijo Juan Tomás, que trabajó en la iglesia de 1677 a 1679.

SANBLAS7

Actualmente San Blas –a solo dos cuadras de la plaza de armas del Cusco- ha reemplazado las tradicionales picanterías de su emblemática cuesta por tiendas de artesanías y sofisticados restaurantes, bares y cafés. Sin embargo, todavía se encuentran alrededor de su plaza los talleres de los artistas cusqueños que mantienen viva la tradición y esencia del antiguo barrio inca de T’oqocachi.

SANBLAS2

dsq_thread_id:
1815024895

Turismo vivencial en Pacchanta

La comunidad de “Pacchanta” se encuentra en las faldas del nevado “Ausangate”, a 4200 msnm. Sus pobladores, que se dedican a la crianza de alpacas y al cultivo de tubérculos nativos, son todos expertos tejedores. Con la fibra de la alpaca confeccionan su vestimenta y utilizan su carne como fuente de proteínas. Las papas nativas, frescas o convertidas tradicionalmente en chuño y moraya, brindan los carbohidratos que necesitan para luchar contra el frío y el esfuerzo físico.

PACCHANTA3

El tejido es mucho más que una actividad comercial, es reflejo del entendimiento del mundo que tienen las comunidades andinas y amazónicas. Mediante el tejido se ponen de manifiesto su comprensión de la naturaleza, sus usos, sus costumbres así como también sus rituales, es un saber que se transmite de generación en generación y que no se limita sólo al arte de tejer sino también al conocimiento de las diferentes técnicas y plantas para teñir la lana que obtienen de las alpacas que habitan sus territorios.

Si estás interesado en experimentar estas manifestaciones culturales, te recomendamos darte una vuelta por la comunidad de Pacchanta (Cusco), donde entrarás en contacto directo con la población local y conocerás sus milenarias tradiciones, una de las cuales es el arte del tejido. Verás cómo viven y trabajan los pobladores de este remoto lugar de los Andes, rodeado por paisajes espectaculares y totalmente envuelto en la naturaleza. Una experiencia que enriquecerá tu comprensión de la cultura andina. También podrás ayudar en las labores agrícolas tradicionales, de siembra, cosecha o cualquier actividad que se esté realizando espontáneamente el día que llegues

PACCHANTA1

Recomendamos contratar un operador turístico para disfrutar de plenamente del lugar y su gente. ¡Buen viaje!

dsq_thread_id:
1811539797

Aguas Calientes

La localidad de Aguas Calientes o Machu Picchu Pueblo, ubicada junto al río Urubamba, es la estación a la que llegan los pasajeros que quieren conocer la Ciudadela inca. Es un pequeño pueblo ubicado a unos 2,000 msnm y rodeado de imponentes cerros llenos de vegetación que forman parte del ecosistema del bosque de nubes.

Continue reading

dsq_thread_id:
1787159030

El pago a la tierra

La Pachamama es un término quechua que significa Madre Tierra y hace referencia a la divinidad que permite la vida y la fertilidad. A ella se dedican ciertos rituales, sobre todo en los Andes del sur, como forma de agradecimiento, pago por beneficios recibidos u ofrendas en busca de un buen estado personal o colectivo.

Continue reading

dsq_thread_id:
1814959246

Limatambo

La localidad de Limatambo también se encuentra en la provincia de Anta y fue uno de los tambos, o lugares de descanso, en las rutas a pie del imperio Inca. Comprende un amplio y hermoso valle de clima cálido donde sobre salen varias antiguas haciendas, como la de Sondor y Mollepata, y el sitio arqueológico de Tarawasi. Limatambo, que limita con el departamento de Apurímac, es famoso por su gastronomía y por ser punto de acceso a la caminata que, durante cuatro días, recorre el descenso desde el nevado Salkantay hasta la selva alta de Santa Teresa. Continue reading

dsq_thread_id:
1837439156

Información de Contacto

Oficinas Corporativas
Av. Benavides 1579, Oficina 303 Miraflores, Lima 18 Lima - Perú Fono/Fax: (511) 370 9080 info@tierravivahoteles.com blog.tierravivahoteles.com