La sagrada huaca de Tambomachay

Como narra el funcionario virreinal español Juan Polo de Ondegardo y Zárate en su libro Tratado y averiguación sobre los errores y supersticiones de los indios (1559), “la ciudad del Cusco era casa y morada de los dioses. Y así, no había en toda ella ni fuente, ni pozo, ni pared, que no decían tenía misterio”. Y de los cerca de 350 adoratorios que circundaban el Cusco, noventa y dos de ellos correspondían a manantiales y fuentes de agua, entre ellos “Quinua Puquio” (manantial de la quinua), hoy conocido como Tambomachay (del quechua “tanpu mach’ay”, lugar de descanso), construcción cuya razón de ser fue el agua como elemento de vida y culto.

TAMBO1

El complejo arqueológico, que se conoce también como los Baños del Inca, se ubica sobre el río Tambomachay y el padre jesuita Bernabé Cobo lo identifica dentro del primer seq’e (ceque) de los nueve que tenía el camino al Antisuyo. Cobo, en su obra “Historia del Nuevo Mundo” define los ceques como líneas que, partiendo del Coricancha –el Templo del Sol-, servían para organizar los santuarios o huacas de los alrededores del Cusco, constituyendo un complejo sistema espacial-religioso, que otorgaba a la capital del Tahuantinsuyo un carácter eminentemente sagrado.

 

Según el mismo Cobo, Tambomachay era la novena huaca del ceque Collana y “era una casa de Inca Yupanqui, donde se hospedaba cuando iba de caza. Estaba puesta en un cerro cerca del camino de los Andes. Sacrificábanle de todo, excepto niños”. Define el lugar como un “fontezuela” que se componía de dos manantiales.

 

Fuera del carácter sagrado de Tambomachay, sorprende también el manejo arquitectónico del complejo completamente adaptado al paisaje natural, en el que los incas demuestran su dominio de la ingeniería hidráulica con un manejo meticuloso de este manantial subterráneo, haciendo fluir por los distintos acueductos un flujo constante y controlado del agua.

TAMBO2
Tambomachay se encuentra a solo 7 km del centro del Cusco, frente a las ruinas de Puka Pukara. Es un excelente punto de partida para visitar los demás complejos arqueológicos de la zona como el Templo de la Luna y Qenco, que se pueden visitar también a caballo. No deje de visitarlos.

dsq_thread_id:
1989174520

Peruanísima ruta del pisco

PISCO1

Nacido del mestizaje cultural y étnico de España con nuestro Perú profundo, el pisco es un destilado puro de uva que es sinónimo de fiesta y peruanidad. Sobre el origen de la denominación “pisco”, el lexicólogo César Ángeles Caballero identifica cuatro cauces, que en una primera instancia se sitúan en la época pre-colombina para pasar luego a mezclarse con elementos hispanos instaurados por la Colonia.

 

Así, nativos quechua de la zona actual Ica llamaban “pisku” a las diversas aves del lugar, lo que posteriormente se traduciría en que la misma ubicación geográfica fue denominada “pisco” por los naturales. En cuanto a su origen étnico, Ángeles indica también que desde épocas pre-hispánicas un grupo humano descendiente de los Paracas ocupaba ya la zona donde actualmente se encuentra el puerto de Pisco. Conocidos por ser hábiles alfareros, esta comunidad, que habría sido conquistada por el Inca Pachacútec, elaboraba unos recipientes de arcilla utilizados para almacenar todo tipo de líquidos –principalmente chicha-, a los que se conocía como “piskos”, los que luego, a la llegada de los españoles, fueron empleados para guardar el aguardiente de uva que se producía en la zona.

 

Por todo ello, beber pisco es una de las mejores maneras de conocer al Perú y es razón suficiente, si aún no lo conoce como se debe, para seguirle los pasos a la Ruta del Pisco.

PISCO7

Partiendo de Lima la primera parada es Lunahuaná y no hay mejor inicio que la bodega El Paraíso, cuyo pisco italia ha sido galardonado en infinidad concursos. Las bodegas El Olimpo y Los Reyes son también bastante emblemáticas, pero si quiere llevarse una idea de la variedad de la zona, dese una vuelta por La Casa del Pisco, ubicada en la misma plaza de Lunahuaná.

 

Ica es la tierra del pisco por excelencia. Las bodegas son abundantes y es difícil conocerlas todas; sin embargo no deje de probar el pisco Cholo Matías y, si es posible, a la familia que lo produce: tienen prácticamente toda la variedad de uvas y los mejores piscos elaborados a partir de ellas: quebranta, italia, albilla, torontel, moscatel, etc.

 

Por su lado, la bodega Caravedo ofrece los mejores macerados del Perú, preparados con su pisco ecológico, característico de esta bodega de Rodrigo Pesquiera. También está la Señora Juanita, del fundo Tres Esquinas, conocida como la “dama del pisco”, a quien vale la pena visitar y escuchar cómo canta a sus uvas. Pero si quiere conocer a la gente brava, a los pisqueros de pura cepa, pregunte por el FBI –Federación de Bebedores de Ica-, cuyos integrantes, liderados por su presidente vitalicio Chaucato Mejía, los sorprenderán con el Pisco Macho de 48°.

PISCO6

Otra tierra pisquera por tradición es Moquegua, donde las bodegas están muy cerca y unidas por una perfecta señalización, con los únicos letreros en Perú que indican la ruta del pisco. Aquí es común ver juntos a todos los productores pasándose un vasito de pisco: empiezan con una botella y terminan probando toda la oferta de la región. De Moquegua es Biondi, cuya bodega recomendamos; pero el pisco El Mocho, la Bodega Norvill, con su alambique para un solo litro, y el pisquero Tito Paredes son tres tesoros que no se pueden perder.

Y con estos consejos los dejamos con la esperanza que incluyan sus propias variantes a lo que les proponemos. Nunca se sabe con qué sorpresa puede uno encontrarse en las rutas del pisco.

 

dsq_thread_id:
1979818516

Juliaca: un pueblo con historia

La historia de Juliaca –palabra que al parecer se deriva de la voz quechua xullasca, que significa “nevando”-  se remonta a miles de años atrás en la historia, habiéndose encontrado evidencia de un temprano poblamiento, por parte de cazadores y recolectores, que habría ocurrido alrededor del año 10000 a.C. A ello contribuyó el clima, que habría sido bastante más benigno en aquellos remotos tiempos, lo que  hacía posible la proliferación de diversos animales como vizcachas, venados y camélidos silvestres (llamas, alpacas, vicuñas) y aves, al parecer los alimentos predilectos de estos nuevos pobladores.

post_display_cropped_25a72714ad481665503e3a6867d1f134

Posteriormente, con la aparición de la alfarería, surgió la cultura Qaluyo -la primera de la zona-, a la que le seguirían las culturas Pukara -en el sector del cerro Waynarroque, donde fueron hallados restos de cerámica- y Tiwanaku y ya para los siglos siglos III y IV d.C., florecería una sociedad que hoy se conoce como la Cultura Waynarroque, quienes se dedicaban a la agricultura, ganadería, pesca y caza, habiéndose encontrado restos de una alfarería policromática fina y vistosa, diferente en técnica y estilo a la de los pukaras y tiawanacos.

 

Del siglo VII al el siglo X aproximadamente, el estado colonizador de Tiwanaku –la civilización pre inca más importante de la zona- asumió el control de gran parte de esta meseta altiplánica que luego se denominaría Kollasuyo. Sin embargo, los pobladores de Juliaca, a pesar de estar geográficamente en los dominios de Tiwanako, no recibieron de estos mucha influencia cultural -lo que les permitió desarrollarse casi independientemente-, ya que Juliaca pertenecía al reino aymara Qolla.

 

Posteriormente llegarían los Incas, quienes al mando de Pachacútec se enfrentaron con el ejército qolla dirigido por Chuchi Cápac, venciéndolos en Ayaviri y Pukara e integrando el territorio al Tawantinsuyo. Los qollas se revelarían en numerosas ocasiones, hasta que finalmente fueron subyugados hacia 1474 y posteriormente reubicados a los asentamientos donde fueron encontrados por los españoles, quienes, hacia mediados del siglo XVI llegaron para transformar el pueblo de Xullaca en el repartimiento de Juliaca, incorporándose este al virreinato de Buenos Aires.

post_display_cropped_14aa600bb53c33bdbc0557a2c9604c24

La ciudad de Juliaca y sus alrededores poseen diversos atractivos turísticos tanto naturales como históricos, entre los más destacados encontramos la iglesia de Santa Catalina, el Convento Franciscano, el cerro Waynarroque, la laguna de Chacas y la comunidad de Kokan.

 

dsq_thread_id:
1963532564

Taquile milenario

75a4f8f36d8f1e8ea86f72abecd5cf51

Flotando en la inmensidad del Lago Titicaca, a tres horas navegando desde Puno, se encuentra Taquile, una pequeña isla habitada por una ancestral comunidad quechua, que ha mantenido intactas sus costumbres y tradicional forma de organización social -que es incluso anterior a los Incas- donde prima la vida en comunidad y la toma colectiva de decisiones. Desde aquí se domina una vista espectacular, y es posible apreciar la vastedad del lago y, a la distancia, la nevada Cordillera Real en Bolivia.

 

Uno de los principales atractivos del lugar es que los habitantes de Taquile son poseedores de una tradición tejedora que se remonta a las antiguas civilizaciones Colla, Pucara e Inca, y aún utilizan técnicas ancestrales para elaborar sus tejidos que son considerados entre los más finos del mundo, razón por la que la UNESCO las denominó “obras maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad”.

5873397570c899b3b4ff6e8faec69b0e

Y, como no podía ser de otra forma en una comunidad que destaca por sus bellos telares, los taquileños tienen una muy peculiar forma de vestir, donde los hombres llevan pantalones negros, camisa blanca y una chaqueta corta, cuya forma y color determina el rol de cada uno en la comunidad. Igualmente la forma de usar el chullo diferencia a los casados de los solteros así como de aquellos en búsqueda de pareja. Las mujeres visten con blusa roja y faldas multicolores que cubren con una falda negra, mientras protegen su cara del fuerte sol con un sombrero típico del lugar.

 

Los taquileños también son conocidos por el innovador modelo de turismo implementado por la comunidad desde los años setenta, ofreciendo a los turistas hospedarse en sus casas y compartir con las familias las actividades de su vida diaria, entres las que se incluyen además del tejido -en el que toda la comunidad participa- la crianza de carneros, ovejas, cuyes, la pesca en el lago Titicaca, y los cultivos de papa.

a267a7b4b77373d1f2d3c42fefd90c77

En Taquile se tienen dos temporadas, la de lluvias y la seca, siendo en ambas los días cálidos y las noches frías, por lo que es recomendable ir preparados. La experiencia es inolvidable.

 

dsq_thread_id:
1946503428

Inexplicable Markawasi

MARCAWASI2

Markawasi (4000 msnm) es un enigmático bosque de piedra, ubicado en la sierra de Lima, sobre el que se ha escrito mucho. Autores diversos, fascinados por el misterioso paisaje, han atribuido el origen de sus caprichosas formaciones geológicas a culturas milenarias que se pierden en el tiempo, mientras que otros las han atribuido a seres de otras galaxias.

 

Al respecto, es conocido el estudio que hiciera el Dr. Daniel Ruzo en 1952, “Marcahuasi, historia de un descubrimiento”, en el que postuló que la meseta estuvo habitada, en tiempos muy remotos, por lo que denominó “cultura Masma”, una civilización que habría dejado figuras de piedra alrededor del mundo. Y es que el sobrecogedor silencio que envuelve la meseta, las inmensas montañas alrededor y la energía que parece irradiar de sus piedras, hacen de este paraje uno de los más místicos del planeta.

 

Lo cierto es que Markawasi tiene importancia no solo por sus esculturas de piedra, sino por ser centro de origen de la protohistoria de la cultura andina, con sus restos arqueológicos en la zona conocida como Fortaleza, las chullpas pre-incas, los canales de regadío, su centro de observación y el impresionante anfiteatro de piedra volcánica, a lo que se suman las lagunas y la riqueza biológica propia del ecosistema altoandino, que lo hacen un lugar ideal para la práctica del turismo ecológico y cultural.

 

Las primeras referencias a la meseta de Markawasi se hallan en las crónicas sobre los mitos de la zona, así como en los apuntes de exploradores como el Dr. Julio C. Tello. Sin embargo el aporte más importante es el del Dr. Ruzo, quien fotografió los centenares de esculturas antropomorfas y zoomorfas –de las cuales la más conocida tal vez sea el Monumento a la Humanidad- que deben ser observadas desde un ángulo dado y cuando el sol se encuentre en un sector exacto en el cielo.

MARCAWASI1

El nombre quechua “Markawasi” significa “casa del pueblo”. Es una meseta glaciar –probablemente en algún momento estuvo cubierta de hielo- cuyas rocas de origen volcánico conforman un sitio espectacular, con acantilados, grandes áreas planas, lagunas y por supuesto, abundantes rocas que se encuentran talladas por la abrasión glaciar y otros agentes geológicos tal como el agua de lluvia y el viento.

 

Para llegar se debe pasar antes por San Pedro de Casta (a 90 km de Lima), pueblo conocido por su tradicional fiesta del agua. Desde allí se camina 3 horas hasta la zona conocida como Anfiteatro. Es posible contactar guías en el pueblo. Recomendamos llevar ropa de abrigo para la noche y si se planea pernoctar en el lugar es indispensable una carpa y una buena bolsa de dormir.

dsq_thread_id:
1935523240

Mágica Isla de Iscata

5717565

Ubicada en la “capital del folklore aimara”, como se conoce al distrito de Acora (Puno), la Isla de Iscata es un destino poco frecuentado y que no forma parte de los recorridos turísticos tradicionales que se realizan en el Lago Titicaca. Sin embargo, sus bucólicos paisajes, sus playas de blancas arenas y sus viviendas típicas, construidas de adobe con techo de totora –que se conocen como Q’otos-, hacen de este pintoresco pueblito un mágico lugar.

 

La Isla de Iscata, a 50 km de Puno, es el lugar donde se realizan anualmente las festividades por el aniversario de la milenaria ciudad altiplánica, donde se escenifica la salida de Manco Cápac y Mama Ocllo –fundadores del Imperio de los Incas- del lago Titicaca. Asimismo, todos los 15 de septiembre celebran su fiesta tradicional en honor  a la patrona del pueblo, la Virgen María de la Natividad -imagen que habría llegado traída por los españoles en 1580- con danzas autóctonas y atuendos propios de la región.

 

Si están por Puno, no dejen de visitar Iscata. Se sorprenderán con esta lado poco conocido y fascinante de la meseta del Collao.

dsq_thread_id:
1912660872

Una vuelta por la Reserva Paisajística Nor Yauyos – Cochas

f137298f952c070cdc83b4ff93eeec79

La Reserva Paisajística Nor Yauyos – Cochas es considerada una de las zonas con mayor belleza escénica del Perú. Dentro de la reserva podemos disfrutar de diferentes e interesantes atractivos, ya que cuenta con hermosos nevados –destaca el Pariacacca-, grandes lagunas de color turquesa, múltiples cascadas, cañones, quebradas, bosques de queñuales, restos arqueológicos y una gran variedad de flora y fauna.

Para llegar es necesario tomar la carretera Panamericana Sur hasta Cañete (km 140), y luego desviarse por la ruta que nos lleva a Lunahuaná. Desde allí se prosigue hacia Huancaya, poblado principal de la reserva, ubicado a  320 km de Lima (a unas 6 a 7 horas). Es recomendable hacer el viaje en una camioneta 4×4 de ser posible, si se desea continuar la ruta hacia Vilca -pintoresco pueblo andino (3 650 msnm) ubicado a solamente 10km de Huancaya-  y Pachacayo.

19a8944c244f429773a83fc7c1690301

Históricamente la zona es sumamente rica, habiendo muchas evidencias que indican el avanzado desarrollo agrícola que han llegado a tener los antiguos Yauyos. En la reserva podemos observar ruinas, canales y andenes preincas. La cultura Yauyos era guerrera y llegó a dominar el valle de Santa Eulalia y una parte del Rímac. Sus espacios de vida constituían auténticos archipiélagos verticales y hablaban un conjunto de dialectos de la lengua Aru, del cual hoy en día sobrevive el Jaqaru.

 

En la zona de la Reserva Nor Yauyos Cochas las temperaturas pueden superar a los 20ºC, por lo cual es recomendable protegerse con bloqueador solar y usar sombrero o gorra. Las noches son frescas, por debajo de los 10ºC, por lo que es necesario llevar casacas y ropa para abrigarse. La estación lluviosa es de noviembre a marzo, al igual que en los demás poblados de la sierra. Los mejores meses para visitar la Reserva son abril y mayo, cuando las lluvias recién han cesado y todo el paisaje está cubierto de un manto verde.

da050b6e98618d41cf9996732179d1a1

En los pueblitos de Huancaya y Vilca es posible encontrar diversos alojamientos así como también zonas ideales para acampar y disfrutar de un día al aire libre con la familia o los amigos. No dejen de venir.

dsq_thread_id:
1892560303

El Corredor Cultural Quechua

CORREDORQUECHUA1

Aquello que actualmente  conocemos como “cultura quechua” es, contrariamente a lo que se cree, anterior a los incas y se habría ido construyendo desde los remotos tiempos de la cultura Chavín. Su expresión cultural por excelencia fue el idioma quechua –o runa simi, la lengua del pueblo-, que se habría expandido a través de los Andes centrales hasta abarcar toda la extensión de los territorios que actualmente ocupan Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y parte de Argentina. El quechua habría llegado a la zona sur del Perú –Cusco y Puno- posteriormente, donde tuvo influencias de la otra lengua oriunda de esta zona, el aymara.

Y Puno, cuna de la cultura Tiahuanaco, es la región donde el choque cultural quechua-aymara ha quedado perennizado en dos rutas que se han llamado “Corredor Cultural Quechua” y “Corredor Cultural Aymara”. En esta nota les contaremos acerca del primero y de los atractivos turísticos que se encuentran en esta ruta.

El Corredor Cultural Quechua está conformado por un recorrido a través de los pintorescos pueblos ubicados en las márgenes del lago Titicaca. La travesía se inicia con la visita al pueblo de Paucarcolla, su iglesia, las minas de Cueva y las cataratas de Totorani y Vizcacha Pucará.

CORREDORQUECHUA4

La siguiente parada es en Hatuncolla,  un pequeño pueblo cuyas viviendas han sido preparadas para que los turistas puedan ver la forma cómo viven y se organizan sus pobladores. La arquitectura de sus casas introduce elementos traídos por los conquistadores españoles, como el arco -estructura desconocida por las poblaciones autóctonas-, en cuya parte superior acostumbran colocar los famosos “toritos de Pucará”.

En Sillustani, a las orillas de la laguna Umayo, podrán ver el cementerio de las culturas preincas (Kolla) e Inca. Las tumbas, llamadas chullpas, construidas en piedra, tienen la forma de conos invertidos, construcciones que en menor número se encuentran también en otras zonas del altiplano, como Acora o Ilave.

La pintoresca isla de Taquile (Intika en quechua), en el lago Titicaca, pertenece al distrito de Amantaní, y está situada a 45 km de Puno. Intika fue parte del Imperio Incaico, por lo que hasta el día de hoy se pueden apreciar algunos restos arqueológicos. Esta fue una de las últimas localidades que capitularon frente a los españoles en el siglo XVI.

Por su lado, en la isla de Amantani –donde viven unas 800 familias repartidas en 8 comunidades-, se dedican a la agricultura –cultivan papas, ocas, cebada y habas- y a la crianza de bovinos y vacunos. Su actividad textil es semejante a la de Taquile, tanto en variedad como en diseño.

Pucara lo embelesará. Con sus ruinas pre-incas, antiguas iglesias coloniales, además de una rica artesanía en barro cocido (son conocidos sus toritos de Pucará). La historia de la cultura Pucará se remonta a 500 a. C. -teniendo como principales antecedentes a las culturas Qaluyo al norte y Chiripa al sur del Titicaca-, y se caracterizó por sus grandes construcciones a manera de pirámides que integraron una gran ciudad prehispánica donde se encuentran monumentos esculturales.

Considerada la capital ganadera del Perú, Ayaviri tiene diversos atractivos como la Catedral San Francisco de Asís (1696), uno de los monumentos históricos más bellos del departamento, con su arquitectura de estilo barroco y sus paredes adornados con óleos de la Escuela Cusqueña.

En Lampa,  ciudad conocida como “Ciudad de las 7 Maravillas”, encontramos el Templo de Santiago Apóstol, construído entre 1675 y 1685.Dentro de las imágenes del templo está la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción, hecha en yeso y traída de España, entre los años 1792 a 1795 (fines del siglo XVI) con el nombre de Vírgen del Pilar. Entre sus atractivos también destacan las chullpas de Sutuca, Tarucani, Tacara, Huayta (época Inka), Ccatacha, y las fortalezas o pukaras de Aukyni, Pukarani (Nicasio), Lamparaquen.

Como la mayoría de los pueblos andinos, la fundación primigenia de Azangaro se pierde en la penumbra de los tiempos, por lo que se estima que ha tenido dos fundaciones: una pre inca o quechua y la otra española como producto de la conquista.

El origen de su nombre no está claro, pero los escritos locales le asignan a Macusani diversas historias para su creación, uno de ellos relacionado con  una princesa llamada Maicusa, que habría sido socorrida y protegida en sus parajes durante una persecución de guerra, no está claro, sin embargo, el “reino” al que pertenecería ni hay registro de la comarca contendiente. Entre sus atractivos tenemos los imponentes nevados que lo rodean, sus aguas termales, y los restos arqueológicos de Pitumarca, las ruinas de Phusa y misteriosas pinturas rupestres.

CORREDORQUECHUA3

El recorrido finaliza en Sandia, lindo pueblito de la cuenca del río Candamo, un lugar ideal para la práctica del turismo de aventura y ecoturismo en sus bosques tropicales.

Si estás de paseo por Puno, no puedes dejar de darte una vuelta por este Corredor Cultural Quechua, una ruta llena de historia y tradición andinas.

 

dsq_thread_id:
1883387050

Chinchero milenario

CHINCHERO3

Como congelado en el tiempo y rodeado de los imponentes nevados Salkantay, Verónica y Soray se encuentra Chinchero, el apacible pueblo de tejedores que, probablemente, es el que mejor ha conservado sus tradiciones andinas -vestimentas, lengua quechua y costumbres ancestrales- en todo el Valle Sagrado.

Los pobladores de Chinchero viven todavía en las construcciones incas heredadas de sus ancestros, donde llama la atención la Iglesia de Nuestra Señora de Monserrat, construida en 1607 sobre lo que habría sido el palacio de Túpac Inca Yupanqui. Al interior, su altar mayor tallado en pan de oro, de estilo barroco, está dedicado a la Virgen de la Natividad y sus paredes están decoradas con obras de Diego Quispe Tito, máximo representante de la escuela cusqueña.

CHINCHERO2

Los tejidos elaborados por la gente de Chinchero están cargados de un gran simbolismo y es la forma mantener viva su historia, expresando, en sus diseños y colores, su conocimiento acerca de las temporadas de siembra y cosecha así como también de los ciclos reproductivos de los rebaños, ambas actividades trascendentales para la comunidad.

En el pueblo hay varios talleres donde es posible ver el proceso de producción textil –que se desarrolla de la misma forma en la que se hacía desde las épocas la etnia Killke, anterior a los Incas- y comprar alguno de estos telares llenos de historia y tradición andina.

CHINCHERO4

Otro de los atractivos es la feria dominical de Chinchero, día en que los pobladores nativos, ataviados con coloridos trajes típicos, bajan de sus comunidades y se aglomeran en la plaza principal para intercambiar sus productos, algunos utilizando la milenaria técnica del trueque o intercambio.

Chinchero se encuentra a 28 km al noroeste del Cusco y es parada obligatoria para conocer más de cerca las costumbres tradicionales del poblador del Ande.

dsq_thread_id:
1860703915

El Misterioso Convento de Santa Catalina

shutterstock_29952085

Tras sus pesadas puertas de madera y aisladas de los avatares del exterior vivían las monjas en el Monasterio de Santa Catalina de Siena, una ciudadela religiosa fundada durante el mandato del virrey Francisco Toledo, a pedido del Cabildo, en 1579.

 

Ubicada en el Centro Histórico de Arequipa, ciudad fundada por los españoles en 1540, sería  Doña María de Guzmán, viuda de Diego Hernández de Mendoza, la primera pobladora y priora de Santa Catalina, quien luego de la muerte de su esposo decidió recluirse en el monasterio, al que cedió todos sus bienes. A partir de 1580 se permitiría el ingreso de otras mujeres –criollas, mestizas e hijas de familias nobles- para que tomaran los hábitos y para mediados del siglo XVIII se sabe que la ciudadela era el hogar de 300 monjas de clausura -no podían salir del monasterio ni ser vistas y solo con un permiso y bajo supervisión podían hablar con sus familiares-  y doncellas de servicio.

shutterstock_37037851

En 1970, 391 años después de su fundación, el Monasterio de Santa Catalina abrió sus puertas para dar a conocer sus secretos y misterios y actualmente viven allí 26 religiosas, entre madres y novicias.

 

El estilo arquitectónico del monasterio es fundamentalmente colonial pero de naturaleza mestiza, fusión de elementos españoles y nativos, a diferencia de otros centros virreinales de esta parte de América Latina. El encanto de esta ciudadela reside en la solidez y plasticidad de sus volúmenes, y la belleza que maestros y albañiles lograron en la arquitectura de los recintos.

shutterstock_103624325

Otros atractivos del monasterio son sus espléndidas piezas de arte –como su impresionante altar barroco-, su importante pinacoteca, que contiene pinturas de la Escuela Cusqueña -de autores anónimos-, una serie de cuadros que retratan la vida de Santa Catalina de Siena, y las pinturas murales –algunas en restauración- que se pueden apreciar en todo el lugar.

 

dsq_thread_id:
1837543332
mobile01

Contact Info

Tierra Viva Hoteles
Av. Benavides 1579, Oficina 303
Miraflores, Lima 18
Lima - Perú
Fono/Fax: (511) 370 9080
info@tierravivahoteles.com
blog.tierravivahoteles.com